index.html

 

IMAGENES

 

CONTACTO

ALCOHOLISMO

El alcoholismo es una enfermedad que consiste en padecer una fuerte necesidad de ingerir alcohol etilico , de forma que existe una dependencia física del mismo, manifestada a través de determinados síntomas de abstinencia cuando no es posible su ingesta. El alcohólico no tiene control sobre los límites de su consumo, y suele ir elevando a lo largo del tiempo su grado de tolerancia al alcohol.

SINTOMAS

 Creciente tolerancia de los efectos del alcohol.

- Necesidad diaria de alcohol. Esta necesidad se va incrementando progresivamente reduciéndose el periodo de “reposo”.

- Pérdida de control. Se es incapaz de dejar de beber, o de moderar el consumo de alcohol.

- Se bebe en solitario cada vez con mayor frecuencia. Cualquier excusa es válida.

- “Lagunas” en la memoria; aparecen episodios de amnesia.

- Estallidos de violencia relacionados con el consumo de alcohol.

- Crecientes problemas en la vida social, familiar, y laboral. Absentismo laboral.

- Episodios injustificados de mal humor.

- Hostilidad a hablar de temas relacionados con la bebida, e intentos de ocular el problema de alcoholismo.

- Reducir la alimentación y descuidar la apariencia.

- Nauseas, vómitos, calambres, dolores abdominales, temblores incontrolados, confusión, enrojecimiento y capilares de la cara dilatados, cansancio, agitación, insomnio.

- Pérdida de apetito, o incluso intolerancia a la comida.

- Alucinaciones, sudores, convulsiones, desvanecimientos, taquicardias.

 

TRATAMIENTO

El tratamiento que ofrece Monte Fénix a través de su Modelo Las Flores es un tratamiento holí­stico (cuerpo, mente y espíritu) para la enfermedad de la adicción al alcohol y otras drogas tanto para pacientes como para su familia, el cual consta de las siguientes fases: 

Fase 1: Desintoxicación, valoración y diagnóstico.
El propósito es lograr la estabilización del paciente tanto en el sí­ndrome de abstinencia como en otras patologí­as médicas agregadas y establecer el plan de tratamiento individualizado en el que participa un equipo multidisciplinario formado por médicos, enfermeras, psicólogos, consultores y terapeutas individuales y familiares.

Fase 2: Tratamiento de rehabilitación.
El propósito es proporcionar al paciente las herramientas para favorecer la recuperación y la integración al núcleo familiar a través de terapia individual, grupal, familiar, inducción a grupos de ayuda mutua y trabajo con el Programa de 12 Pasos.

Fase 3: Tratamiento continuo.
Una vez concluidas las dos primeras fases de tratamiento primario (de 32 a 38 dí­as de internamiento) el propósito de esta fase es el fortalecimiento de la abstinencia y la reintegración a la vida. Se realiza durante un año en sesiones de terapia grupal externa así­ como de prevención de recaí­das para los pacientes y familiares, durante las cuales se incrementa gradualmente el trabajo de recuperación integral en las diferentes áreas de la vida.

Tratamiento de la familia.
Se considera que el alcoholismo y la adicción a otras drogas también afecta al núcleo familiar por lo que Monte Fénix, ofrece además de la participación en el tratamiento primario que incluye pláticas educativas, psicoterapia grupal, participación en grupos de ayuda mutua y encuentros familiares, la Semana Familiar, taller intensivo, diseñado exclusivamente para los familiares de adictos al alcohol y otras drogas internos en la institución, así­ como a cualquier familiar que esté interesado en conocer las características de la enfermedad de la adicción y de la codependencia.